DE COMPRAS CON EL SUBCONSIENTE

Los seres humanos compran por la recompensa emocional que les provoca. Es tan sencillo como cuando un padre le compra a su hijo un helado para que deje de correr por el centro comercial. De igual manera, es un proceso básico que requiere unos cuantos segundos para tomar la decisión que crees conveniente para ti; así como cuando le das el rotundo al chico (a) que te gusta, solamente porque te hace sentir especial los minutos que compartes con él (ella).

Hay 2 tipos de sistemas: el consiente y explícito y el inconsciente e implícito. El primero de ellos se deja llevar por las formas, los argumentos y sobre todo los números. Ante promociones cuya percepción es de beneficio, respondemos inmediatamente y nuestra actitud es abierta. El segundo sistema, intenta explicar la razón de ese comportamiento a través de juicios emocionales; la apreciación del lugar; la precisión de los detalles del asesor; la forma en la cual te expone el producto y el método que usa para inducirte a que te lo lleves a casa.

Ambos sistemas siempre funcionan de la mano; el primero es más espontaneo y permite ver los efectos que causan las emociones. Mientras que, en el segundo, permite dar una explicación al por qué de la reacción.

Alguna vez lo dijo Joseph Ledeux: “La persuasión funciona mejor cuando el persuadido no es consciente de ser influenciado”.

¡Vaya que si estaba en lo cierto! El arte de vender se explica en una sola palabra; SEDUCCIÓN. La misma que causa cuando intentas impresionar a tus amigos porque tienes el gadget más shick del mercado, o simplemente, porque saldrás esta noche con una mujer despampanante. La reacción análoga que tendrán tus amigos en cualquiera de las situaciones planteadas tiene el mismo efecto en tu interior. Resulta que cuando intentas exhibir tus atributos ante una población específica, sacas a relucir la mejor faceta de tu ser, solamente con el fin de cautivar. Pero es la misma seducción la que te ha atrapado, ya que tu atención se ha fijado en un solo elemento, convirtiéndose en un reto, palabra que el cerebro humano interpreta como una labor que tiene que hacerse hasta generar el efecto placebo.

Uno aprende a portarse bien para obtener la aprobación de las personas. Este efecto ha sido impuesto en la mente colectiva desde sus orígenes, cuando el hombre siempre ha querido imponer su dominancia y sobresalir por sus aptitudes y capacidades. En el mundo empresarial, los hombres deben aún resaltar más, ya que miran el terreno laboral como un cuadrilátero en donde darán lo mejor que tienen para no perder oportunidad ante un prospecto y permitir que otro ocupe su lugar. Es por esto, que muchos vendedores de hoy intentan “meterle por los ojos” cualquier producto a las personas, sin tener en cuenta la condición del inconsciente.

 

La gran mayoría de veces los consumidores mienten y no saben exactamente lo que quieren; la influencia de las emociones genera en ellos ambigüedad. En su totalidad, las decisiones se toman in situ, siguiendo la cuerda a los argumentos de valor que escuchan. Por eso, ir de compras se ha vuelto la obsesión de los directores comerciales, quienes conocen de antemano la diversión que genera este acto; a diferencia del suceso per se de comprar. (hay una gran diferencia entre una y otra)

por estos motivos, los planes de mercadeo actuales vienen de la mano de experiencias gratas e innovadoras, para que puedan sorprender al consiente y generen mucha recordación positiva en el subconsciente, que es donde realmente se almacena la información importante y evoca la recompra. Recuerda, Lo importante no es el precio, sino el coste psicológico; el consumidor contabiliza el esfuerzo total.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s