LA SEÑORA EXCUSA

La mayoría de los colombianos nos caracterizamos por ser felices, por ser trabajadores, por ser “echados pa´lante”, por demostrar simpatía ante los foráneos, por ser recursivos, por crear la manera de sobrevivir ante las escasas oportunidades de crecimiento y por muchas características adicionales. Pero, lamentablemente, nos distinguimos por algo que en mi opinión, ha sido el punto por el cual no hemos avanzado: SACAR EXCUSAS.

Según la RAE, una excusa se define como “Motivo o pretexto para eludir una obligación o disculpar alguna omisión”. Lo más normal en cualquier sociedad es que las excusas se ofrezcan (o se pidan)  para disculparse sobre alguna omisión. Pero, infortunadamente, la mayoría de veces sacamos una excusa como pretexto por no querer hacer algo; por pereza, por no desplazarnos hasta tan lejos, por no querer hacer un favor, o, lo peor: ¡por no cumplir con lo que nos toca!

Qué tal que hiciera una compra de una camisa por internet y al mes me llamen diciendo: “qué pena don Carlos, es que nos dio pereza mandarle su camisa hasta su casa, mejor pase a nuestra oficina principal para entregarle su pedido” ¡hágame el favor! (y casos se han visto)

No yendo tan lejos: qué tal que mi estado de salud esté pasando por malas condiciones y sufra de mareos constantes. Voy al médico y este me manda unos exámenes de sangre para hacer un diagnóstico preliminar. Acudo al laboratorio  para realizarme lo solicitado y me dicen que a los 10 días hábiles me entregan los resultados. Acudo juiciosito a los 10 días como me lo indicaron a reclamar los resultados y voy de nuevo al médico. Este me dice que los resultados quedaron mal hechos porque no es lo que remitió. Me da una nueva autorización para unos nuevos exámenes y la hago autorizar. Acudo nuevamente la siguiente mañana a que me chucen mi bracito.

Como es de esperar, me dicen que debo esperar 10 días para que me entreguen los resultados. En ese lapso, sigo haciendo mis diligencias, mido la comida y mi preocupación por mi cuadro clínico se incrementa, ya que los mareos se hacen constantes y necesito resolver cuanto antes lo que me sucede. Por segunda vez, acudo juiciosito al laboratorio pero esta vez me dicen que no están listos por… bueno, por vainas de procedimiento.

Regreso a mi casa y espero un par de días más. Cuando la ansiedad ataca, llamo al laboratorio a preguntar si mis resultados están, pero como cosa rara, me dicen que aún no están, pero la niña (con una jugada magistral) se compromete a que personalmente me los entrega en 5 días.

Vuelvo a los 5 días juiciosito al laboratorio y resulta que me den los resultados. Salgo happy del laboratorio y acudo de inmediato al médico, teniendo en mi mente el diagnóstico final sobre mi situación. Pero, ¡oh sorpresa! (la re sorpresa) cuando el médico mira los exámenes, levanta una ceja y fija la mirada en el documento: “señor, estos fueron los mismos exámenes que les tomaron al inicio, solo que le cambiaron la fecha”.

Nótese 2 cosas en esta situación: la primera, que falta de ética, de moral, de responsabilidad, de tacto, de sensibilidad hacia el usuario, de lo que quiera llamarle.  Una empresa cuando sale al mercado tiene la responsabilidad de brindarle garantías al usuario respecto a su promesa de valor; en este caso, ni siquiera tienen claro la definición de la palabra “usuario” ya que lo ven como un elemento que genera más dinero.

Segundo, a mi parecer, les dio pereza procesar los nuevos exámenes y solamente cambiaron la fecha para no desgastar neuronas y enfocarlas en procesos “más productivos” (como si no tuvieran en cuenta la reputación de su marca y mucho menos los valores que PROCLAMA entrada de su establecimiento)

A simple vista, LABORATORIO GAMA le importa poco su prestigio y su voz a voz, ya que creen que aún viven en la era en la que las empresas tenían el mando, sabiendo que hoy día esas mismas compañías están lapidadas.

 

*Esta situación  narrada es real. Le pasó a mi madre y en este momento está procesando la situación ante las respectivas entidades de control.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s